Vergüenza, de qué?

De la mediocridad de nuestra raza

y de no ser capaces de aprender de nuestros errores, volver a repetirlos una, y otra, y otra, y otra vez

y de justificar nuestro miedo con mentiras para seguir haciendo daño

y de no saber de qué va esto, y no poder posicionarnos con un criterio válido, y seguir viniendo engañados, y no poder hacer nada

y de pertenecer a una cultura/nación/bandera que perpetúa el asesinato (aunque vistamos con corbata)

y de presenciar una vez más una barbarie contra hombres/mujeres/niños inocentes que no saben ni de qué va esto, tan solo ven caer las bombas, y como uno a uno caen sus seres queridos

¿Cuáles son las razones políticas para justificar una guerra? Toda guerra es y será siempre un fracaso para todos y cada uno de nosotros, seamos del color o pensamiento que seamos.

Solo por pertenecer a la raza humana ya somos cómplices y responsables, aunque estemos en contra. Esa es nuestra maldición y nuestra vergüenza.

Rosalía de Castro “Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros”


Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso
de mí murmuran y exclaman:
Ahí va la loca soñando
con la eterna primavera de la vida y de los campos,
y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

-Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
con la eterna primavera de mi vida que se apaga
y la perenne frescura de los campos y las almas,
aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?


Sigue leyendo “Rosalía de Castro “Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros””

Se buscan organizaciones Teal-evolutivas 

4622b359-d086-46d7-b633-4768a517defb

Una gran semana para cambiar el mundo. Grandes acontecimientos, grandes discursos, grandes planes expectativas… síntomas de que algo se está moviendo.

Andamos en búsqueda y captura de organizaciones Teal-evolutivas, por ahora mucha prensa (en el país vasco nunca hemos sido muy diestros en esto pero parece que estamos aprendiendo), hay que apoderarse los primeros de este nuevo enfoque de Laloux del que tanto se habla. Los primeros también son los que más tiempo disfrutan de la ola. Y como todo, los primeros suelen ser los que más dinero ganan. Sigue leyendo “Se buscan organizaciones Teal-evolutivas “

Sapiens: de animales a dioses. Breve historia de la humanidad (YUVAL NOAH HARARI) – Parte I: La revolución cognitiva



Hace exactamente 6 millones de años, una única hembra de simio tuvo dos hijas. Una se convirtió en el ancestro de todos los chimpancés, la otra es nuestra propia abuela.

Tenemos la impresión equivocada de que en cualquier momento dado solo un tipo de humano habitaba en la Tierra, y que todas las especies anteriores eran simplemente modelos más antiguos de nosotros. Lo cierto es que desde hace unos 2 millones de años hasta hace aproximadamente 10.000 años, el mundo fue el hogar, a la vez, de varias especies humanas. Una de ellas —Homo Sapiens —sobrevivió a todas y quedo sola en el mundo, a pesar de tener ciertas desventajas respecto a sus hermanos (menor fortaleza, menor resiliencia, menor experiencia). En casi todo éramos iguales, ¿cuál fue la clave evolutiva que nos hizo perpetuarnos a unos, y desaparecer a otros? Ni el uso del fuego, ni el tamaño del cerebro, ni la comunicación nos hizo diferentes. Hace unos 50.000 años, sapiens, neandertales y denisovanos se hallaban en este punto limítrofe. Eran casi especies completamente separadas, pero no del todo.  Sigue leyendo “Sapiens: de animales a dioses. Breve historia de la humanidad (YUVAL NOAH HARARI) – Parte I: La revolución cognitiva”

Propósitos 2018, una vuelta de tuerca 

Casi instintivamente estaba redactando (mentalmente) lo que parecía ser una carta de protesta y queja en toda regla. Mal comienzo para un manifiesto de propósitos anuales.

Mi mente boicoteadora: “que si este año no iré con prisas, que si este año prestaré más atención a los de mi alrededor, que si este año dejaré más tiempo para mí mismo”.

¿Y qué narices sé yo lo que va a pasar y pasarme este año? ¿Qué se yo como actuaré? Jamás tuve razón, nunca pude predecirlo. Ni de lejos había soñado tener dos hijas, conocer a algunas personas clave, hacer este MBA (menudo regalo y menuda sorpresa). Como tampoco había previsto esta desorientación mental, estos planes que se desmoronan, o este nivel físico por debajo de lo deseable.

En fin… la vida como siempre sorprendiendo. Sigue leyendo “Propósitos 2018, una vuelta de tuerca “

La educación prohibida

“Lo único que interfiere en mi aprendizaje es mi educación”

Albert Einstein

244b5dae760521e76fdae71a187b423f_xl

La escuela que hoy conocemos nació a finales del siglo XVIII en Prusia, como una necesidad de los gobernantes de preservar el régimen absolutista, amenazado por el populismo que se expandía por Europa tras la Revolución Francesa.

Europa era un continente convulso y había que adoctrinar en masa al pueblo antes de que el pueblo se adoctrinara así mismo con los ideales de la Revolución.

A pesar de que los filósofos ilustrados criticaron la política y la sociedad de su época, no pretendieron que los cambios se dieran por la vía revolucionaria; Sigue leyendo “La educación prohibida”

En la Era de la Abundancia

Tengo todo lo necesario para cumplir con mi misión en la vida. No me vengas con gilipolleces, si solo hemos venido a nacer, reproducirnos y morir ¿para qué todo esto? No me entra en la cabeza que la naturaleza haga todo este derroche de luz, orden y materia solo para que la materia se reproduzca, crezca y desaparezca.

Aún no se cuál es mi misión en la vida, pero lo que tengo claro es que no vine aquí para nada, no me creo que todo esto sea para nada, no me creo que esta abundancia no tengan un significado y un propósito. Sigue leyendo “En la Era de la Abundancia”