Inspirar a un territorio

Koldo Saratxaga y Una Rementería en Balmaseda para presentar el plan de estímulo

Enkarterri 31.000 personas en 12 pueblos. Mucho territorio y muchos pueblos pero 4 gatos. Sólo Durango ya es más grande que todo Encartaciones.

¿Qué se le puede decir a un territorio (estaríamos 200 personas de empresas e instituciones) que tiene el mayor índice de paro, que, que…? podemos llorar lo que queramos, dependiendo con quien nos comparemos no estamos tan mal.

Pero algo había que decirnos. Hay que animarse. Sobrevivir requiere de un estímulo.

Lo peor que a una persona y a un pueblo le puede pasar es que tenga la moral baja. Que falte ilusión. Por eso Koldo Saratxaga no ha hablado de fórmulas económicas ni empresariales. Que luego a muchos les ha sonado a “etéreo”. Porque lo era.

Pero etéreo en el buen sentido. Más allá del ego que entre todos inflamos a este hombre, ha deslizado algunas ideas que quien hemos leído y comulgamos con las ideas de Frederic Laloux hemos reconocido de inmediato: “la talla de una empresa será de máximo como la talla de las personas que la lideran”. Y qué razón tiene.

Por eso nos ha invitado a soñar, y no a planificar “lo que nos va a distinguir y hacer evolucionar es la capacidad de imaginar el camino por el que queremos transitar”. Los medios van llegando.

Hace poco he aprendido que nuestro cerebro está preparado para responder como sea  a las preguntas que le formulemos. Cuando tengas un objetivo formula una pregunta orientada a ese objetivo y tu cerebro buscará la respuesta. ¿Cómo se sale de esta situación? ¿Cómo tirar “palante”?

¿Será que tenemos dos problemas, uno de ser incapaces de imaginar adecuadamente, y otro de imagen? Enkarterri un problema de imagen… y de nosotros mismos por ser incapaces —hasta ahora— de haber imaginado un camino diferente.

¿Cual es tu propósito?

¿Están tus trabajadores orgullosos de trabajar en tu empresa? ORGULLO de trabajar en la empresa en la que trabajas. Muchos siguen creyendo que las máquinas de su empresa son el mejor activo. Incluso trabajar como lo hace una máquina es el objetivo de muchos empresarios.

“No estamos en el paradigma de las máquinas, estamos en el paradigma de la plenitud y el propósito”, ha lanzado Koldo. Muchos no han comprendido a qué se refiere con esto. Seguramente ni lo recuerdan, pocos se habrán quedado con ello. Y quizá sea lo más importante de todo lo que ha dicho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑