Encuentro con Maestro Eber, Diciembre 2017

Un día después, algunas ideas resuenan más que otras en mi cabeza.

Me gustó mucho cómo le pusiste nombre a la búsqueda vital en la que estás, y que comparto totalmente: buscadores de visión, les llamaste. Instintivamente me sentí profundamente identificado. Eso es lo que Un Curso de Milagros enseña, dejar atrás la falsa percepción para conocer la verdad. Cada día de mi vida desde hace años tengo el foco en este camino, pero sólo ayer tú le pusiste nombre.

Así pues, inclúyeme en tu lista de amigos que junto a tí recorren este camino de la búsqueda de la visión.

Otra lección que destacabas en tu camino, y en la que nunca había reparado es la medicina de cada uno. ¿Todas las personas tienen una medicina? ¿Su medicina? Tu medicina para HACER SENTIR y hacer vibrar  a las personas es la música, y especialmente el baile. Confieso que no sólo no sé cual puede ser mi medicina para ayudar a los demás a sentirse mejor (sentir AMOR), sino que tengo que interiorizar y hacer importante esta búsqueda.

Más que nada mantenerme atento, como con todo lo importante de la vida que llega sin que tengamos que hacer nada, tan sólo estar despiertos y recibirlo. Tal vez ayer me trajiste esta lección que es nueva para mí y que es posible me adentre en un nuevo camino de búsqueda.

Como al resto, me pusiste la piel de gallina con tu experiencia en Iquitos. Escucharte trajo al presente esa misma vivencia que no solo cambió mi vida en su momento, sino que ha determinado el camino para lo que resta. Esa también puede ser una de tus medicinas, contador de experiencias, espero que en tu libro que ya estás escribiendo reflejes esa energía que transmites cuando narras estos “hechos superficiales” de tu vida. Casi nada. (Te veo desarrollando y aplicando esta medicina, contador de experiencias).

Te escribo esta carta como agradecimiento por tu generosidad al compartir con todo el que tenga oídos para entender tus experiencias, tus aprendizajes y también tus miedos y barreras, porque haces que cada encuentro tenga un propósito superior. (Ponerle propósito a los acontecimientos de la vida fue otra de las ideas en las que coincidíamos en este momento de nuestra vida).

Gracias Maestro.

img_1571

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s